Saltar al contenido

Las 3 claves para elegir un buen telescopio astronómico para ver los planetas

La apertura , la distancia focal y la montura

Los planetas son visibles a simple vista como unas estrellas muy brillantes, especialmente si hablamos de Venus, Júpiter, Saturno y Marte. Pero son muy pequeños para poder apreciar detalles de sus superficies.

No me refiero a su tamaño real, me refiero a su tamaño aparente. La Luna es mucho más pequeña que cualquier planeta, pero desde nuestro punto de vista es enorme en comparación y podemos ver muchos detalles de su superficie a simple vista.

Si deseas observar los anillos de Saturno, la gran mancha roja de Júpiter o las fases de Venus necesitarás un telescopio astronómico que pueda alcanzar altos aumentos, es decir, que te ayude a hacer zoom en el cielo para resolver esa estrella y ver lo que realmente es, un planeta.

Por regla general mientras más aumentos pueda lograr el telescopio más detalles podrás apreciar en los planetas, pero ten cuidado, las marcas y fabricantes saben esto e intentarán venderte sus telescopios que alcanzan «altos aumentos» con ofertas muy tentadoras.

Entonces, ¿Cómo puedes diferenciar un buen telescopio para ver los planetas de un telescopio de mala calidad? O que no es adecuado para la observación astronómica.

La clave es entender que lo más importante es el máximo aumento útil de un telescopio. Este dato suele aparecer en la ficha técnica del producto y te indica cuantos aumentos podrás lograr con tu telescopio observando una imagen de calidad a través del ocular.

Cuando un fabricante dice que con su telescopio y los accesorios proporcionados (oculares y lentes de Barlow) alcanzaras altos aumentos, no está diciendo toda la verdad realmente.

Teóricamente es posible alcanzar esos aumentos con el telescopio, pero solo podrás utilizarlos durante el día para observar objetos lejanos, es decir, es un telescopio terrestre. Durante la noche no podras observar nada con altos aumentos.

Esto se debe a que la cantidad de luz estelar que puede capturar un telescopio durante la noche es mucho menor que la cantidad de luz disponible durante el día y mientras más luz pueda capturar un telescopio más detalles podrás observar del cielo nocturno.

Pero, ¿Cómo puedes saber si un telescopio es capaz de capturar mucha luz estelar?

Conociendo la apertura, la primera clave para elegir un buen telescopio

Este dato es tan importante que suele formar parte del nombre del telescopio y nos indica cual es el diámetro de la lente o espejo del telescopio en milímetros o en ciertas ocasiones en pulgadas.

Mientras mayor sea este número mucho mejor, porque implica que la lente o el espejo principal del telescopio es más grande y por lo tanto capturará más luz estelar.

Y Cual es el la apertura recomendada para que un telescopio astronómico sea adecuado para ver los planetas

Una regla general entre los aficionados a la astronomía dice que el máximo aumento útil de un telescopio es el doble de su apertura aproximadamente.

Es decir, un telescopio con una apertura de 50 mm alcanzará unos 100x aumentos ofreciendo imágenes de calidad del cielo nocturno.

Y Cuantos aumentos necesitas alcanzar para ver los anillos de Saturno, las bandas de colores de Júpiter o los casquetes polares en Marte?

Es recomendable alcanzar un 200x aumentos para ver detalles de los planetas, esto quiere decir que un telescopio con una apertura de unos 100 mm es muy recomendable para ver planetas.

Aunque si puedes comprar un telescopio con una apertura mayor será mucho mejor, solo ten en cuenta que también cumpla con las dos siguientes claves que te vamos a compartir.

Distancia focal larga, la segunda clave para elegir un buen telescopio

La distancia focal es la distancia que recorre la luz en el interior del telescopio antes de concentrarse en el ocular. Este dato, poco relevante al parecer, es clave a la hora de elegir tu telescopio. ¿Por qué?

Porque está estrechamente relacionado con los aumentos que puedes alcanzar con tu telescopio. Por si no lo sabes, la combinación de las características del telescopio y sus accesorios determinan los aumentos que podrás alcanzar.

Aumentos = Distancia focal del telescopio / Distancia focal del ocular

Al cambiar de ocular, puedes cambiar los aumentos de la imagen que estás observando. Pero la distancia focal del telescopio no se puede cambiar.

Como puedes ver en la fórmula anterior la distancia focal del telescopio es directamente proporcional a los aumentos, es decir, mientras mayor sea la distancia focal del telescopio, más sencillo será alcanzar altos aumentos.

Y por otra parte, la distancia focal del ocular está limitada físicamente y solo podrás comprar oculares con distancias focales dentro de un rango de 4 mm a 40 mm aproximadamente.

Entonces. ¿Cuál es la distancia focal recomendada para ver los planetas con un telescopio?

Lo recomendable son telescopios con distancias focales superiores a 500 mm e idealmente unos 1.000 mm.

Por cierto, también es recomendable el uso de lentes de Barlow que duplican o incluso triplican los aumentos que puedes alcanzar con un ocular.

Finalmente, pero no menos importante, debes elegir correctamente la montura de tu telescopio.

La montura, la tercera clave para elegir un buen telescopio astronómico

La montura es un mecanismo que une el tubo óptico del telescopio con su tripode y su función principal es ayudarte a guiar el tubo óptico para encontrar y seguir el movimiento de los astros.

Probablemente creas que los planetas o las estrellas no se mueven o que lo hacen muy lentamente, pero al utilizar un telescopio con altos aumentos veras que se mueven rápidamente.

Esto implica que casi constantemente tendrás que ajustar ligeramente la posición del tubo óptico para que el planeta que estás observando se mantenga en el centro de la imagen.

Para lograr estos pequeños micro ajustes tendrás que utilizar una montura que incluya mandos de movimiento lento que además de ayudarte con esta tarea, te ayudarán a evitar molestas vibraciones en la imagen que te impedirán disfrutar de los detalles de la imagen.

Básicamente existen tres tipos de monturas que puedes elegir, las monturas altacimutales con mandos de movimiento lento, las monturas ecuatoriales y las monturas computarizadas o GOTO.

Y ¿Cuál es la mejor montura para observar los planetas?

Pues, las tres monturas son adecuadas para ver los planetas, aunque por supuesto no son adecuadas para todos los aficionados a la astronomía.

Las monturas altacimutales con mandos de movimiento lento son ideales para principiantes porque son las más fáciles de usar y las más económicas.

Las monturas ecuatoriales son ideales para aficionados a la astronomía que prefieren realizar búsquedas por coordenadas y que están dispuestos a usar un telescopio más voluminoso, que requiere equilibrar su peso en ambos ejes y alinearlo a la polar.

Finalmente, las monturas computarizadas o GOTO son ideales para encontrar y seguir el movimiento de los cuerpos celestes automáticamente, son super fáciles de usar pero su precio es el más elevado.

Consejo extra: El diseño óptico importa

Permíteme darte un último consejo para que disfrutes al máximo de tus sesiones de observación astronómica, el diseño óptico de tu telescopio es importante.

Es cierto que con cualquier telescopio que cumpla las 3 claves anteriores podrás ver imágenes espectaculares de los planetas, pero te voy a revelar un pequeño secreto.

La construcción del telescopio puede favorecer la aparición de defectos ópticos llamados aberraciones.

Estos pequeños defectos en la imagen le restan nitidez, contraste y definición a la imagen que estás observando y por lo tanto, no te ofrecen la máxima satisfacción posible.

En el caso de los telescopios refractores se producen aberraciones cromáticas, es decir, verás sombras de colores azul o rojizo al ver los planetas.

En el caso de los telescopios reflectores la imagen podría presentar aberración esférica que deforma ligeramente los planetas, la obstrucción de su espejo principal le resta nitidez a la imagen y si el tubo no está correctamente climatizado aparecerán turbulencias en la imagen.

Finalmente los telescopios catadióptricos, del tipo Schmidt Cassegrain o Maksutov Cassegrain son los que presentan menos defectos, de hecho ofrecen las imágenes más nítidas, aunque por supuesto son más costosos.

Y ¿Cuáles pueden ser los modelos de telescopios más adecuados para ti?

Existe un gran abanico de posibilidades, pero permíteme recomendarte algunas opciones interesantes.

Telescopios refractores

Son la mejor elección para principiantes porque no requieren mantenimiento, son fáciles de usar, ofrecen imágenes de calidad, suelen ser los telescopios más económicos y versátiles ya que puedes utilizarlos para ver los planetas durante la noche y para ver objetos lejanos durante el día.

Características técnicas

  • Diseño óptico: Refractor
  • Apertura: 90 mm
  • Distancia focal: 900 mm
  • Montura: AZ con mandos de movimiento lento
  • Máximo aumento útil: 180x
  • Poder de captacion de luz: 170x veces más luminoso que el ojo humano

Características técnicas

  • Diseño óptico : Refractor acromático
  • Apertura: 102 mm
  • Distancia focal: 660 mm
  • Montura DX: Con mandos de movimiento lento
  • Adaptador para móvil: Ideal para encontrar y seguir las estrellas facilmente.
  • Máximo aumento útil: 240x
  • Poder de captacion de luz: 212x veces más luminoso que el ojo humano

Características técnicas

  • Diseño óptico: Refractor
  • Apertura: 102 mm
  • Distancia focal: 660 mm
  • Montura: Altazimutal computarizada GOTO
  • Máximo aumento útil: 204x
  • Ocular: 25mm y 9 mm

Características técnicas

  • Diseño óptico: Refractor
  • Apertura: 102 mm
  • Distancia focal: 1.000 mm
  • Montura: Ecuatorial con visor de la polar y mandos de movimiento lento
  • Máximo aumento útil: 200x
  • Ocular: 26mm

Telescopios reflectores

Son telescopios que requieren colimarse frecuentemente y deben aclimatarse correctamente para ofrecer imágenes de calidad, además no presentan la mejor definición de imagen, pero suelen ser económicos, tienen las aperturas más grandes y suelen incluir monturas ecuatoriales con visor de la polar que te ayudarán a lograr una alineación polar excelente para disfrutar el cielo nocturno cómodamente.

Características técnicas

  • Apertura: 130 mm
  • Distancia focal: 650 mm
  • Montura DX: Con mandos de movimiento lento
  • Adaptador para móvil: Ideal para encontrar y seguir las estrellas facilmente.
  • Máximo aumento útil: 307x
  • Poder de captacion de luz: 345x veces más luminoso que el ojo humano

Características técnicas

  • Diseño óptico: Reflector Newton (espejo esferico)
  • Apertura: 130 mm
  • Distancia focal: 650 mm
  • Montura: Ecuatorial alemana CG-3 (sin visor de la polar)
  • Máximo aumento útil: 307x
  • Poder de captacion de luz: 345x veces más luminoso que el ojo humano
  • Oculares: 20 mm y 10 mm

Características técnicas

  • Diseño óptico : Reflector (espejo parabolico)
  • Apertura: 150 mm
  • Distancia focal: 750 mm
  • Montura: Ecuatorial con visor de la polar y mandos de movimiento lento.
  • Máximo aumento útil: 300x
  • Poder de captacion de luz: 459x veces más luminoso que el ojo humano

Características técnicas

  • Diseño óptico : Reflector (espejo parabolico)
  • Apertura: 203 mm
  • Distancia focal: 1.000 mm
  • Montura: Ecuatorial con visor de la polar y mandos de movimiento lento.
  • Máximo aumento útil: 406x
  • Poder de captacion de luz: 459x veces más luminoso que el ojo humano

Características técnicas

  • Apertura: 130 mm
  • Distancia focal: 650 mm
  • Montura DX: Con mandos de movimiento lento
  • Adaptador para móvil: Ideal para encontrar y seguir las estrellas facilmente.
  • Máximo aumento útil: 307x
  • Poder de captacion de luz: 345x veces más luminoso que el ojo humano

Telescopios catadioptricos

Si buscas observar imágenes de extrema calidad, sin duda los catadióptricos son ideales para ti. Poseen grandes aperturas y largas distancias focales en un diseño óptico ultra compacto. Además suelen incluir monturas computarizadas que te ayudarán a encontrar y seguir el movimiento de multitud de objetos celestes. Por cierto, son excelentes para aquellos que desean iniciarse en la astrofotografía.

Características técnicas

  • Diseño óptico: Catadióptrico Schmidt – Cassegrain
  • Apertura: 203.2 mm (8”)
  • Distancia focal: 2.032 mm
  • Montura: AZ computarizada con cuña ecuatorial
  • Máximo aumento útil: 480x
  • Recubrimiento óptico: StarBright XLT
  • Poder de captación de luz: 843x veces más luminoso que el ojo humano

Características técnicas

  • Diseño óptico: Catadióptrico Schmidt – Cassegrain
  • Apertura: 203.2 mm (8”)
  • Distancia focal: 2.032 mm
  • Montura: AZ computarizada GOTO avanzada
  • Máximo aumento útil: 480x
  • Poder de captación de luz: 843x veces más luminoso que el ojo humano
  • Oculares: 40 mm y 13 mm

Características técnicas

  • Diseño óptico: Schmidt – Cassegrain
  • Apertura: 150 mm
  • Distancia focal: 1.500 mm
  • Montura DX: Con mandos de movimiento lento
  • Adaptador para móvil: Ideal para encontrar y seguir las estrellas facilmente.
  • Máximo aumento útil: 354x
  • Oculares: 40 mm y 10 mm

Características técnicas

  • Diseño óptico: Maksutov – Cassegrain
  • Apertura: 127 mm
  • Distancia focal: 1.500 mm
  • Montura: AZ Computarizada GOTO
  • Máximo aumento útil: 300x
  • Poder de captacion de luz: 329x veces más luminoso que el ojo humano
  • Oculares: 25 mm y 9 mm

Características técnicas

  • Diseño óptico: Maksutov – Cassegrain
  • Apertura: 152 mm
  • Distancia focal: 1.900 mm
  • Montura: EQ con visor de la polar y mandos de movimiento lento
  • Máximo aumento útil: 300x
  • Oculares: Super Plössl 26 mm

Características técnicas

  • Diseño óptico: Maksutov – Cassegrain
  • Apertura: 90 mm
  • Distancia focal: 1.250 mm
  • Montura: AZ Computarizada GOTO
  • Máximo aumento útil: 200x
  • Poder de captacion de luz: 165x veces más luminoso que el ojo humano
  • Oculares: 25 mm y 12,5 mm

Características técnicas

  • Diseño óptico: Catadióptrico Schmidt – Cassegrain
  • Apertura: 125 mm (8”)
  • Distancia focal: 1.250 mm
  • Montura: AZ computarizada GOTO
  • Máximo aumento útil: 295x
  • Poder de captación de luz: 329x veces más luminoso que el ojo humano
  • Oculares: 25 mm y 9 mm

¿Cuáles telescopios deberías descartar?

En primer lugar deberías descartar todos los telescopios terrestres con monturas altacimutales simples porque solo están diseñados para ver objetos terrestres durante el día.

  • No poseen la apertura necesaria para captar suficiente luz estelar que te permita ver los planetas.
  • No poseen distancias focales largas que te ayuden a lograr altos aumentos.
  • No poseen monturas con mandos de movimiento lento que te ayuden a realizar micro movimientos controlados para seguir el movimiento de los planetas por la bóveda celeste.

Aquí tienes unos ejemplos de estos modelos para que sepas identificarlos.

Telescopios Dobson y mini Dobson

Los grandes telescopios Dobson con aperturas enormes o los mini telescopios dobson no son ideales para ver los planetas. Su problema es la montura Dobson, es muy sencilla de manejar, pero:

  • No puedes realizar micro movimientos precisos con ella para seguir el movimiento de los planetas a altos aumentos.
  • Sus tubos ópticos del tipo reflector Newton no ofrecen imágenes de alta nitidez.
  • Los telescopios reflectores requieren mantenimiento frecuente.

Aquí tienes unos modelos de telescopios Dobson, para que sepas identificarlos.

Telescopios reflectores con lentes de Barlow interna

Este tipo de telescopio posee una lente de barlow en su interior para lograr grandes distancias focales con un tubo óptico corto. Su gran problema es que al acoplar otra lente de Barlow con tu ocular para lograr altos aumentos, observaras imágenes de calidad muy pobre o nula.

El telescopio en realidad posee una distancia focal corta y no es adecuado para observar los planetas con altos aumentos, incluir una lente de barlow interna es un «truco» que usan los fabricantes para forzar el telescopio y que parezca más potente de los que realmente es.

Para identificar estos modelos debes recordar que la distancia focal es la distancia que recorre la luz dentro del tubo óptico, en los telescopios reflectores esta distancia es muy similar al largo del tubo óptico.

Si la distancia focal es mucho mayor al largo del tubo óptico, este modelo incluye una lente de barlow interna y no debes comprarlo.

Aquí tienes un telescopio de ese tipo:

En este modelo la distancia focal es de 1000 mm, pero la longitud del tubo óptico es de solo 436 mm.

Rebajas
Celestron Powerseeker 127 EQ
  • Este telescopio Celestron powerSeeker 127 EQ es un telescopio reflector Newton de 127mm de…
  • Dispone de una montura ecuatorial de tipo CG-1
  • lente Barlow 3x incluida lo que permite triplicar el aumento del telescopio
  • Montaje fácil y sencillo, no necesitas herramientas.
  • Contenido de la caja: 1 telescopio PowerSeeker 127 EQ, Oculares de 4 y 20, Barlow de 3X y…

Si esta guía te ha parecido interesante, compártela con alguien que pueda necesitarla y no te pierdas nuestras siguientes guías sobre astronomía.

Última actualización el 2024-05-30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Configuración